Pocos son los juegos que nos hacen pensar y vivir tan intensamente una historia como los Final Fantasy. Cada mundo, cada personaje, cada historia es única y nos marca para siempre. Final Fantasy XV Kingsglaive es una excelente introducción para el juego que saldrá en tan pocos días y una película que todos sus jugadores deberían ver.

En Kingsglave vemos como el reino de Lucis se defiende del imperio de Niflheim, sus enemigos eternos que desean el poder del cristal, el cual protege el reino contra posibles ataques y les permite utilizar magia.

El protagonista de esta película es Nyx Ulric, un miembro de la Kingsglaive, una orden especial capaz de utilizar la magia otorgada al Rey. El argumento gira entorno de un tratado de paz entre los dos reinos y en todas las personas que están a favor y en contra.

La historia es algo confusa y en ningún momento nadie explica por qué están en guerra, cual es la importancia de Lunafreya, donde está Noctis y porque desean tanto el poder del cristal y del anillo. Muchas preguntas que no se han respondido por una razón: se responderán en el juego. Los guionistas quieren dejar al espectador con más preguntas que respuestas, y es por eso que en algunos casos llega a ser muy confusa.

Desde el principio te quedas maravillado por la calidad gráfica. En algunos momentos pensamos que los actores eran reales: las expresiones, los detalles y los ojos… especialmente los ojos nos asombraron, ya que son de las cosas más difíciles de recrear digitalmente.

final-fantasy-xv-kingsglaive-nyx

Al principio de la película sabes que el reino de Lucis es capaz de utilizar magia para defenderse, pero también para luchar. Algunos de sus guerreros, como los Kingsglaive pueden lanzar rayos, fuego y teletransportarse hacia donde vaya su daga. Sin embargo, el imperio de Niflheim utiliza armas, máquinas y también demonios que destruyen todo por su paso.

Las batallas son rápidas, pero muy entretenidas. Disparos, gente volando, magia… el más puro estilo de Final Fantasy en una película. Sin embargo, en algunas escenas se notaban fallos gráficos, desenfoques en los miembros de los personajes o quiebras en la velocidad de sus movimientos.

El sonido de las explosiones, los pasos y la banda sonora te hipnotizan y no te permiten ni siquiera pestañear. La representación de los actores es espectacular y te sonarán familiares algunas voces: Aaron Paul (Jesse de The Breaking bad) como Nyx; Sean Bean (Ned Stark de Juego de Tronos) como King Regis y aún Lena Headey (Cersei de Juego de Tronos) como Lunafreya.

A pesar de sus gráficos esplendidos y su banda sonora espectacular, su historia es un caos. Es por eso que, si no piensas jugar el juego, no deberías verla. Pero si quieres conocer un poco más del mundo donde se desarrolla el juego y su argumento, entonces quizás te ayude a decidir. Es una película hecha con un objetivo: introducir a los jugadores al mundo de Eos y a los acontecimientos que ocurrieron antes de jugar con Noctis.

En NewEsc estamos muy entusiasmados con el juego, por lo que esta introducción ha sido genial. Ahora sabemos porque Noctis está escapando y la razón por la cual es tan importante encontrarse con Lunafreya. Aún así, quedan muchas preguntas por responder, que esperamos que el juego las responda de la mejor forma posible.