Dragon Quest Builders es el nuevo spin-off de la popular saga de RPG creada hace ya 30 años por Yuji Horii Akira Toriyama. En esta ocasión, abandonamos (en parte) el género que la vio nacer para acercarse al de los sandbox de creación.

Así, podría parecer que Dragon Quest Builders es una mera copia de Minecraft, pero a poco que rasquemos sobre la superficie encontraremos la verdadera esencia de este juego.

Un mundo que ha perdido la capacidad de crear

En Dragon Quest Builders encarnamos al Constructor, un héroe que despierta de un sueño milenario en el mágico mundo de Alefgrado (el mundo del Dragon Quest original). El dios que lo ha despertado le encarga la misión de traer de nuevo la luz a este mundo. Sólo él será capaz de hacerlo, gracias al don de crear, un talento que han perdido los habitantes de Alefgrado.

Dragon Quest Builders Characters

Equipados con un estandarte y todo aquello que podamos construir, tendremos que salvar las islas que forman estas tierras. Con el estandarte estableceremos nuestros campamentos, que tendremos que ir convirtiendo poco a poco en auténticas ciudades rebosantes de vida. Cuando emplacemos nuestro estandarte, empezarán a llegar los primeros habitantes.

Ellos serán los que nos propongan misiones y, cuantas más completemos, más cosas seremos capaces de construir.  Así, más y más gente acudirá a nuestra ciudad, atraída por la aparición del legendario constructor. Poco a poco iremos despertando la creatividad de nuestros compañeros, y juntos conseguiremos disipar las tinieblas.

¡Construye tus armas!

No obstante, los monstruos no nos lo pondrán fácil: además de tener que enfrentarnos a ellos mientras completamos las misiones que nos encomiendan los ciudadanos, ocasionalmente nos atacarán en la base. Estos ataques pueden llegar a suponer un gran desafío si nuestra ciudad no cuenta con las defensas adecuadas, o si su material de construcción es muy débil. Una simple horda de zombis puede arrasar nuestra ciudad antes incluso de que podamos llegar hasta ellos.

Además, tendremos que enfrentarnos al Jefe Final, un monstruo que arrasará la ciudad en un santiamén y que servirá de cierre a cada capítulo.

dragon-quest-builders-golem

 

Una vez vencido y disipadas las tinieblas de la isla, nos encontraremos ante un borrón y cuenta nueva: cada capítulo implica volver a empezar de cero. Lo que a priori puede parecer un inconveniente, da mucha variedad al juego, puesto que los capítulos son muy diferentes entre sí, ya no sólo en cuanto a las cosas que podemos construir, sino también argumentalmente.

Destruye, acumula, construye

Dragon Quest Builders se basa en este sistema. Tendrás que buscar materiales para poder construir todo lo que quieras. Los materiales básicos de construcción son cubos, ya sean de madera, piedra o tierra, y con ellos podrás construir todos los edificios o formaciones que quieras. Además, cada vez que consigas un material obtendrás nuevas “recetas” para construir otras cosas. Podrás hacer desde una antorcha hasta una mesa de alquimia. Algunos materiales son muy comunes, como los palos o los pétalos de las flores, pero otros tendrás que buscarlos por todo el mundo hasta encontrar una unidad.¡Y probablemente necesites tres!

Las islas que componen Alefgrado son ENORMES. Todas ellas tienen decenas de secretos que descubrir, pequeñas cuevas, mazmorras ocultas… Explorarlas por completo parece tarea imposible, aunque si quieres exprimir el juego al máximo tendrás que hacerlo. Al final de cada capítulo aparecerá una pantalla informándote de los desafíos de cada uno de ellos. Podrás repetirlos y conseguir una mejor puntuación. Pero os aviso que no será tarea fácil.¿Cómo he podido no ver tres dragones en todas las horas que he estado explorando esas islas?

dragon-quest-builders-dragon

Oscuro y colorido

Puede que, si no eres fan de la saga, o no la conocías hasta ahora, te resulte familiar el diseño de los personajes, y no es para menos, puesto que corre a cargo de Akira Toriyama, el creador de Dragon Ball. Su colorido y característico estilo está presente en todo el juego, desde los personajes hasta los monstruos.

Alefgrado es un mundo muy variado, con paisajes volcánicos, pantanos y llanuras. También hay bosques, montañas y ríos. Todo ello poblado por multitud de criaturas que no dudarán en atacarte, ¡o incluso encomendarte alguna misión! Por la noche, además, se convierte en un mundo en el que hay que andar con cuidado. Habrá más y más peligrosos enemigos, haciendo que irse a dormir muchas veces sea la mejor opción.

A nivel sonoro, el juego está a la altura de lo que se espera de esta saga. Koichi Sugiyama vuelve a ser el compositor de la banda sonora, y eso es sinónimo de calidad.

Terra Incognita

Para acabar de redondear el juego, y dar mayor libertad creativa, disponemos de un modo de juego adicional. Terra Incognita es el modo libre, donde podremos crear prácticamente todo lo que queramos, casi sin limitaciones. A medida que vayamos completando capítulos iremos desbloqueando nuevas zonas en este mundo, que servirán para acumular materiales.

Todas las recetas que hayamos descubierto hasta ese momento estarán disponibles, y el único límite será nuestra imaginación. Además, el mayor aliciente que nos empujará a crear será compartir nuestras creaciones online. Es más, podremos incluso descargar creaciones de otros jugadores para añadirlas a nuestras tierras. Podremos descargar una cantidad ingente de construcciones, por lo que el mundo que queramos crear no tendrá límites.

La frustración como acompañante

Uno de los mayores problemas con los que nos encontraremos en este juego son los controles. Probablemente te encuentres a ti mismo maldiciendo al que se le ocurrió la configuración de los botones. Además, a menudo colocarás un bloque de piedra donde no querías. En situaciones normales, esto no supone mayor problema, pero durante un enfrentamiento con un jefe y todos sus súbditos puede llegar a ser muy frustrante.

También es mejorable el control de la cámara. Tan sólo podemos hacerla girar en torno a nuestro personaje, o acercarla un poco si la pegamos al suelo. Esto supone un problema cuando queremos construir un edificio relativamente pequeño y con techo. Sí, la silueta del personaje se ve a través de las paredes, pero no así los muebles.

En definitiva, si te gustan los juegos de creación, es un juego cuya compra deberías considerar muy seriamente. No sólo te ofrece lo que puedes esperar de un juego de este tipo, sino que además tendrás una historia amena y divertida. ¡E incluso zombis!
Gráficos80
Duración95
Diversión85
Sonido90
Su duración
Apenas tendrás límites para crear
La banda sonora
La cámara y los controles
Los combates pueden resultar sencillos
88