Animal Crossing: Happy Home Designer lleva ya casi una semana en el mercado europeo, y ya podemos contaros nuestras impresiones, para terminar de convenceros (o todo lo contrario) de que os hagáis con él. En este artículo hablaremos de todos los detalles que componen este juego para que podáis saber si vale la pena o no probarlo.

Cabecera Squirrol

¿Animal Crossing o Spin-off?

Una de las primeras cosas que hay que tener en cuenta a la hora de enfrentarse a un juego como éste es que no es uno más dentro de la saga Animal Crossing, esto es, no tendremos la libertad para hacer lo que queramos a lo largo de todo el pueblo. El juego consiste en decorar. Y decorar más. Y un poco más. Y más para acabar. Y, ojo, esto no es algo malo. La decoración, en juegos anteriores de la saga, era una de las partes más divertidas, pero estaba limitada a tu casa y al pueblo, y conseguir los muebles para hacerlo era una tarea, en ocasiones, titánica. ¡Algunos sólo se podían conseguir en fechas concretas! Aquí no tendrás que hacer minijuegos para conseguir ese mueble que tanto te gusta, bastará con seguir decorando casas de tus clientes para desbloquearlo. Eso sí, a veces se echa un poco de menos tener la opción de relajarse un poco pescando o cazando bichos.

El chico en prácticas.

El juego comienza con la llegada de nuestro personaje a la Inmobiliaria Nook, un negocio en plena expansión en un pueblo en crecimiento, y pronto entraremos en acción. Tras la creación del personaje (podremos elegir el género, los rasgos, el peinado, el color de piel y pelo…) nos asignarán nuestro primer encargo: la decoración de la casa de Nuria, una compañera de trabajo. Ella nos explicará lo básico: colocación de muebles, papel de pared, suelo o las peculiaridades de los encargos (los clientes siempre viajan con algunos de sus muebles favoritos, y nos pedirán que los usemos para la decoración). En un principio puede saber a poco, pero esto no ha hecho más que empezar.

Buenos días

El favorito de la Inmobiliaria.

Después de un par de trabajos, el jefe te encargará un “marrón”: ser el jefe del proyecto de la Escuela que planea abrir el Ayuntamiento, con la popular Canela como enlace entre el consistorio y la inmobiliaria.Escuela ACHHD

Este proyecto es el primero de muchos que traerán vida al pueblo, y en los que podrás poner a trabajar a tus vecinos, eligiendo para ellos su trabajo ideal.

Supermercado

Tras terminar la escuela, Tom Nook decidirá que ya estás listo para buscar clientes y trabajar a tu aire, dándote más libertad para avanzar en el juego.

Experto en paisajismo.

¿Decorar la casa es demasiado sencillo? Prueba a decorar también el jardín. Las opciones de personalización de una casa crecen de forma exponencial cuando te dan libertad para decorar el exterior de la propia casa, así como la totalidad del jardín. ¿Quieres construir un palacio? No problem. ¿Quieres una chabola? Ahí la tienes. ¿Te gustan las flores? Tienes de todos los colores para plantar en tu jardín. ¿Árboles? ¡Claro!

¿Y ahora qué?

A partir de este momento, Sisebuto, el compañero más experimentado de la Inmobiliaria, te hará entrega del Teléfono amiibo, que te facilitará (en cierto modo) la búsqueda de clientes. Sí, las opciones para seguir trabajando son o bien buscar clientes en la plaza del pueblo, o bien buscarlos por teléfono. Aquí es donde entra en juego uno de los aspectos más controvertidos de Animal Crossing: Happy Home Designer, el uso de tarjetas amiibo.

Teléfono Amiibo ACHHD

Antes de que pongáis el grito en el cielo, hemos de deciros que no, no son necesarias en absoluto para disfrutar del juego, los animales que salen en estas cartas podrán ser encontrados de manera aleatoria en la plaza del pueblo, a excepción de los personajes especiales (17 en la primera serie de 100 cartas), que son los animales más populares de la saga, como DJ Keke, Canela o Juana.

El duro aprendizaje.

Si decorar con muebles te sabe a poco, ¡también puedes estudiar nuevas técnicas! Al poco de empezar, se desbloqueará el Curso de Artes Decorativas, un curso no presencial con el que aprenderás un montón de cosas que darán alas a tu creatividad: lámparas, restauración de mobiliario, colecciones de bichos o arte, y nuestra favorita, crear tus propios diseños. ¿Quieres un traje de pikachu para uno de tus vecinos? Pues podrás diseñarlo (o, si eres un poco vago, buscar uno en internet y escanear el código QR de la creación de otro usuario) y hacer con él lo que quieras: una camiseta, un cojín, un cuadro…

No sólo podrás aprender a coser, sino que también descubrirás la peluquería, justo lo que necesitas para cambiar el aspecto de tu personaje a tu antojo. Esto, sumado al ropero (donde podrás cambiar tu propia ropa), te permitirá personalizar a tu personaje con infinitas combinaciones.

Todos estos cursos se pagan con monedas de juego, así que tendréis que pasear vuestras consolas para poder desbloquear todo el contenido. Pero tranquilos, no son necesarias muchas monedas.

La red social.

Con la salida del juego en Europa se ha lanzado la actualización 2.0, que da acceso al Portal de las Artes Decorativas (PAD), una red social en la que puedes subir tus creaciones y visitar las de otros jugadores, para dar y recibir puntos en base a una serie de atributos (originalidad, aspecto, encanto y ¡Viviría aquí!), una de las funcionalidades que más vida da a un título de estas características. Porque, seamos sinceros, ¿a quién no le gusta que las horas dedicadas a nuestros proyectos sean valoradas por personas reales?

Además, Nintendo organizará concursos temáticos cada cierto tiempo. ¡Con recompensas para los participantes!

El modo cámara.

Una de las opciones más interesantes a la hora de decorar es la posibilidad de introducir una cámara en la habitación, y moverla a tu antojo, para poder fotografiar cada rincón de tu obra maestra. ¡Lúcelas en Miiverse o donde más te guste!

Los DLCs.

¿Otra vez con las cartas? No, ¡ahora toca hablar de regalos! Nintendo ha dejado una pequeña zona en la oficina para recibir contenido descargable, que lanzarán en ocasiones puntuales, como ha sido el caso de la casa de Lou, para celebrar el 30 aniversario de Super Mario Bros, consistente en una serie de objetos de la popular saga, como un bloque de interrogación, un banderín o una flor de fuego.

Al DLC Animal Crossing

Pero… ¿vale la pena?

Está claro que este juego no es para todo el mundo. A muchos les aburrirá decorar casas continuamente, mientras que otros disfrutarán como enanos de las múltiples opciones que este juego ofrece. ¿Disfrutaste con Animal Crossing: New Leaf? Entonces probablemente este juego sea para ti. ¿Eres detallista, tranquilo y creativo? Entonces deberías correr a tu tienda más cercana. ¿Buscas un poco de acción? En ese caso… mejor busca otra opción.

En cuanto a contenido os podemos asegurar que no se queda corto. Hay más de 300 animales con sus respectivas preferencias a la hora de decorar sus casas y, además, puedes visitarlos de nuevo y volver a decorar, ya con más libertad, todas las veces que quieras. En definitiva, muchas horas.

Y vosotros, ¿habéis jugado ya? ¿Qué os parece? Dejad vuestras impresiones en la sección de comentarios.

Review de Animal Crossing: Happy Home Designer
No te quedarás sin espacio a la hora de crear diseños personalizados: podrás guardar decenas de ellos.Hay miles de muebles con los que decorar las casas, así que nada pondrá freno a tu creatividad.Todo está impregnado con un aura de buen rollo que te hará diseñar con una sonrisa en la cara.Las valoraciones de los usuarios del PAD te harán buscar la perfección.
Algunos contenidos sólo están disponibles a través de tarjetas amiibo.En ocasiones puede echarse en falta algo más para distraerse de la decoración.No es un juego para los amantes de la acción.Las mecánicas pueden llegar a ser repetitivas.
83%Nota Final
Puntuación de los lectores 4 Votos
75%