Después del lanzamiento del iPhone 4 en 2010, algunos dispositivos tenían la pantalla amarilla. Al parecer, Apple quiso lanzar los dispositivos antes de tiempo y no permitió que las pantallas se “secasen”. Como resultado, muchos clientes devolvieron sus dispositivos porque pensaron que era un fallo del dispositivo. Sin embargo, con el pasar del tiempo, estas manchas de color amarillo desaparecieron… ¿Magia?

Lo que sucedió es que el tiempo necesario para la evaporación en el proceso de unión de la pantalla ya había pasado, y las manchas amarillas desaparecían solas.

Lo mismo esta ocurriendo con el iPhone 7, en el cual algunas unidades presentan este problema. Si eres uno de los afectados, lo que debes hacer es básicamente esperar a que el pegamento se seque y el color amarillo desaparezca. Pero, ¿y si no lo hace?

Entonces tienes dos opciones:

  • Ir a una tienda de Apple para saber si es un fallo de unidad;
  • Cambiar los ajustes del display del iPhone.

Antes de perder el tiempo llamando al servicio técnico de Apple, te recomendamos que cambies los ajustes de la pantalla y veas si mejora. Solamente tienes que entrar en Ajustes > General > Accesibilidad. Ahora, toca en Ajustes de visualización > Filtros de Color. Aquí, selecciona Tinte de Color y juega con los dos ajustes: Intensidad y Matiz.

iphone-pantalla-amarilla-solucionar

De esta forma podrás ajustar perfectamente tu pantalla para que muestre los colores correctamente.

Ahora, seguramente tu problema se haya resuelto. Si no es así, entonces dirígete a la Apple Store más cercana, o llama al soporte de Apple.