La zambullida de los móviles en el agua es una de las causas más comunes de daños y reposiciones que todas las empresas de terminales reciben – te lo puedo asegurar, ya que he trabajado en una de ellas.  Esta claro que estás cosas pueden ocurrir siempre y por mucho cuidado que tengas, pero es por eso que debes saber como reaccionar.

En este artículo te decimos que debes hacer si en algún momento tu móvil se moja. Son algunos consejos que seguramente hasta ya los conozcas, pero nunca es demasiado recordarlos.

¿Qué hacer si mojas el móvil?

Si esto te sucedió, no te alarmes. Debes sacar el móvil del agua para que quede expuesto al líquido el menor tiempo posible. No lo sacudas, ya que si lo haces, es posible que el agua entre en otros mecanismos y orificios. Tampoco trates de encenderlo, ya que esta acción puede provocar corto circuito.

Los móviles tienen un testigo de humedad que cambia de color si se moja. Si esta en rojo, es que se mojó, pero si está aún en blanco, es que nunca se ha mojado. Esto te puede ayudar a saber si el móvil resistió al chapuzón o no.

 

Si puedes, sácale la batería lo antes posible. Retira su tarjeta de memoria SD así como la tarjeta SIM. En fin, debes desmontarlo lo máximo que puedas y deja todos sus componentes secándose.

Retira la carcasa y seca bien el equipo. Aunque lo hayas mojado con agua del mar, que ni se te ocurra pasarlo por agua dulce. Tampoco utilices, bajo ningún concepto, un secador de pelo aunque esté en modo frío. Puedes usar una toalla absorbente, un paño, o papeles muy finos y absorbentes. Utiliza siempre cosas de este estilo, y nada de secadoras o dispositivos electrónicos.

smartphone en arroz

El arroz no salvará tu móvil

Existen algunos mitos relacionados con el arroz, de que si lo metes en el arroz, éste absorbe la humedad que se encuentra dentro del dispositivo. El arroz no hace ningún milagro, y según un estudio de Gezelle del 2014, otras substancias como la arena para gatos, el cuscús o gel de sílice, tienen más eficacia que el arroz.

Lo mejor es evitar estos problemas

Para no tener que preocuparse con la humedad en el móvil, tienes varias opciones:

Comprar un seguro para el móvil – la mayoría de las compañías en la que los compran ofrecen estos seguros. Suelen ser algo caros, pero aún así, son mucho más baratos que comprarse un móvil nuevo.

Comprar una carcasa a prueba de agua – existen carcasas espectaculares, muy finas, y que protegen el móvil de una forma extraordinaria.

Compra un móvil a prueba de agua – cada vez, los móviles cuentan con más protecciones en este sentido. Si es una característica que valoras, que no se te olvide mirarla antes de comprar un móvil.

 

Espero que te hayan gustado nuestros consejos. Si conoces alguno más que debería de estar en esta lista, no dudes en dejarlo en los comentarios.