Soy una de esas personas extrañas que aún no tiene un Smartwatch. Ya los he probado, pero aún no les veo la suficiente utilidad como para usarlos todos los días. Es muy raro decir esto, más aún cuando me encanta la tecnología, pero en este artículo te explico porque me resisto a los relojes inteligentes.

Los Smartwatch o Smartband tienen casi siempre las mismas funciones: contar los pasos, calcular las calorías quemadas, mostrar las notificaciones del móvil y poco más. Algunos te permiten escuchar música, hacer fotos o responder a los mensajes con un micrófono integrado.

Los Smartwatches no son independientes

Siempre tienen que estar siempre conectados a un móvil por Bluetooth para recibir los mensajes, llamadas y para poder transmitir los datos que recibe. Esta es una de las razones por las que aún no tengo un Smartwatch. Tener un dispositivo que me diga: “Has recibido un mensaje”, pero que no me deje responder, es absurdo.

Sí, ya sé lo que estás pensando: algunos ya te dejan responder por mensaje de voz, como el Apple Watch. Sí, es verdad, pero pagar 300€ o 400€ por algo así me parece demasiado.

Puedo responder a algunos mensajes rápidamente y ver qué mensajes he recibido. También es mucho más practico de ver en los momentos en que no puedo coger el móvil, como por ejemplo, cuando voy conduciendo. Aún así, siempre que quiera responder a un email del trabajo o aun mensaje más largo, tendré que utilizar el móvil.

Para los deportistas

Estos dispositivos tienen muchos componentes que ayudan a medir el esfuerzo de la actividad física. Creo que tener uno de estos terminales motiva a cualquier persona a entrenar… o por lo menos, a empezar.

Un Smartwatch te puede motivar, pero tu eres el que decide

He entrenado toda mi vida, y nunca he utilizado ningún dispositivo de estos. Tenia un FitBit que utilice durante 1 mes, pero lo deje de usar porque solo me molestaba.

Aunque un deportista utilice un Smartwatch, esto no cambiará su entrenamiento. Continuará trabajando como siempre, pero con la ventaja de poder saber todo lo que el dispositivo pueda medir: distancias, batimiento cardíaco, etc.

Para quien nunca ha hecho mucho deporte, es una motivación adicional para empezar, pero nada más. Algo así no cambiará una persona ni mejorará su físico. Los Smartwatches no hacen milagros.

Sin embargo, también creo que las empresas aún no desarrollaron a fondo todas las posibilidades. Supongamos que crean un juego como Pokémon GO, pero para un Smartwatch. De esta forma las personas harían mucho más deporte de una forma que ni ellos mismos lo notarían.

Me compraría este

Esta claro que no me compraría un smartwatch muy caro, ya que todas las funciones que necesito son las de reloj, notificaciones y calculo de actividad física. Casi todos hacen esto hoy en día, pero unos mejor que otros.

Si me fuera a comprar alguno, el que me compraría seria el Xiaomi Mi Band 2. Tiene una pantalla que te da indicaciones de las notificaciones que recibes, tiene todos los sensores que necesito, incorpora una batería que dura varios días y es muy barato.

Xiaomi Mi Band 2 chamada

Posiblemente los próximos Smartwatches tengan más funciones que me harán cambiar de opinión. Sin embargo, se tienen que esforzar mucho para que me gaste más de 100€ en un reloj inteligente.

Vía: Gizlogic