Si te gusta la fotografía y la cámara que tienes ahora no es lo suficientemente buena como para satisfacer tus necesidades, entonces quizás debas adquirir una DSLR. Pero si no sabes cual adquirir, no te preocupes, que en esta guía te mostraremos las mejores DSLR para principiantes y profesionales. 

Estas cámaras avanzadas cuentan con sensores de imagen más grandes, controles manuales más personalizados, un rendimiento más rápido y un conjunto de lentes intercambiables. Esta claro que por todo esto es necesario pagar un poco más, especialmente cuando empiezas a adquirir lentes.

Antes de empezar con la lista de recomendaciones, te queremos decir como organizamos el artículo. En la primera parte recomendamos algunas cámaras que consideramos primordiales para los principiantes. Después, las que recomendamos para los profesionales, y al final, algunas consideraciones útiles antes de comprar una DSLR.

Para cada dispositivo os dejamos un vídeo-review que muestra los aspectos de cada cámara y algunas fotos. Para los principiantes, también dejamos una breve descripción de cada cámara, hablando de sus puntos positivos y negativos, y al final, un enlace para ver las fotos realizadas con esa cámara. En las cámara elegidas para los profesionales no es necesario descripción, ya que seguramente, tan solo con mirar las especificaciones, serán capaces de saber si vale la pena o no.

Si tienes alguna duda relacionada con una cámara DSLR, no dudes en dejarnos un comentario. Te responderemos lo más rápidamente posible.

Las Mejores cámaras Reflex para principiantes

Canon EOS 1200D o 1300D

La Canon EOS 1200D y 1300D son cámaras solidas, con buenas especificaciones si tenemos en cuenta su precio. Estas cámaras cuentan con un sensor mejorado de 18 megapíxeles, una pantalla LCD más grande, más control sobre la grabación de vídeos, nuevos modos de fotografía, un cuerpo es más resistente y un mejor agarre.

Estas cámaras DSLR están bien construidas, son fáciles de usar y ofrecen una gran calidad de imagen con una lente 18-55mm. Todavía deben mejorar en algunos aspectos, como el los disparos rápidos, los puntos de AF y la pantalla LCD de baja calidad – aunque la 1300D es mejor en este aspecto. Es cierto que por su bajo precio es complicado pedir más, y para la mayoría de los principiantes es más que suficiente.

La principal diferencia de la 1300D con la 1200D es la conexión Wi-Fi y NFC. Si esto no es importante para ti, y quieres ahorrar unos euros, entonces te recomendamos que compres la 1300D.

Puedes ver algunas fotos hechas con está cámara en este enlace.


Nikon D3300

La Nikon D3300 es una cámara muy potente y que consigue un excelente equilibrio entre las necesidades básicas de calidad y simplicidad. Tiene dos grandes puntos positivos que debes tener en consideración al comprar la Nikon D3300 – alta resolución y el precio competitivo.

Conseguir 24.2MP de resolución por 400€ es una propuesta realmente atractiva para cualquier fotógrafo, especialmente teniendo en cuenta el filtro de paso que asegura el máximo detalle. El diseño de control sencillo y las funciones útiles de ayuda la transforman en una de las más recomendadas para los principiantes.

Para alguien que busca entrar en el mundo de las DSLRs, la D3300 es una gran compra. Producirá imágenes excelentes en la mayoría de las situaciones y las instrucciones fáciles la convierten en una cámara para aprender los básico de la fotografía avanzada.

Puedes ver algunas fotos hechas con está cámara en este enlace.


Canon EOS 100D

Su tamaño más pequeño y su peso más ligero la transforman en una excelente opción para los que quieren algo fácilmente transportable. La buena noticia es que la 100D es una maravilla haciendo fotos, y además, su ergonomía es lo suficientemente buena para manos pequeñas – como las mías.

La pantalla táctil hace que los menús y la reproducción funcione como un smartphone, haciéndola familiar a más usuarios de lo que normalmente sería el caso. El único elemento que falta para ayudarla a competir en el mercado dominado por los teléfonos inteligentes es la conexión Wi-Fi, que se puede integrar a través de una tarjeta Eye-Fi, que es compatible con el menú de la 100D.

Puedes ver algunas fotos hechas con está cámara en este enlace.


Nikon D5300

La pregunta que te debes hacer es si vale la pena o no adquirir la D5200 en ves de la D3300. Ambas son cámaras espectaculares para principiantes, pero son los extras los que determinarán tu decisión.

En primer lugar, las dos son muy parecidas en el exterior, con la excepción de la pantalla articulada de la D5300, pero que sin embargo no es táctil. En su interior, las principales diferencias son relativas a la conexión Wi-Fi y a más puntos de AF. Pero una mejor lente y un trípode son más importantes que más puntos de AF.

Con esto, queremos decir que la D5300 es una excelente opción para los principiantes que puedan pagar por ella. Sin embargo, si el dinero es un problema, entonces elije la D3300, que no tiene tantos extras, pero para empezar, irá de maravilla.

Puedes ver algunas fotos hechas con está cámara en este enlace.


Canon EOS 750D

La Canon EOS 750D marca el cambio generacional más significativo desde la 550D. En el exterior es casi idéntica a su predecesora, ya que la ergonomía era perfecta. Pero ahora, con la disposición de los controles y la interfaz táctil, es aún mejor.

Los grandes cambios están en su interior, empezando por el sensor APS-C de 24.2MP. Este sensor le da a la 750D la capacidad de generar imágenes increíblemente limpias con niveles de ruido lo suficientemente bajos. La captación de los detalles y del color es también de primera clase, y el nuevo sistema de medición de la exposición ofrece resultados consistentes.

Pasar de un sistema autofocus de nueve a diecinueve puntos es otra mejora significativa sobre la 700D, y que transforma la Canon EOS 750D en una opción aún más fiable, especialmente debido a que todos los puntos AF son los más sensibles entre los tipos.

Menos importante pero aún deseable son las características de conectividad Wi-Fi introducidas con la 750D. Sin embargo, carece de GPS y no grabar vídeos en Ultra HD 3840×2160. El único punto negativo será en relación a la duración de su batería, pero por todo lo demás, es una excelente adquisición para un principiante.

Puedes ver algunas fotos hechas con está cámara en este enlace.


Mejores cámaras Reflex para profesionales

Nikon D610


Canon EOS 6D


Nikon 7200D


Canon EOS 80D


Nikon D500


Canon EOS 5D Mark IV


Qué debes tener en cuenta antes de comprar una DSLR

¿Es una DSLR demasiado grande?

Es muy importante elegir una cámara que se sienta cómoda en tus manos. Aunque la mayoría de las réflex son similares en tamaño y construcción, el estilo de la empuñadura, la posición de los controles y otras características ergonómicas pueden cambiar.

Las DSLR suelen ser algo grandes, y la verdad es que a medida que aumenta el precio, su peso también aumenta. Esto puede ser malo para ti si buscas cierta comodidad, pero no nos parece que sea un peso que no puedas soportar. Pero si aún así no quieres algo demasiado grande, entonces debes pensar en algunos modelos con sensores de 1 pulgada, como la Sony RX100 III o otras que recomendamos en este artículo.

SonyRX100III_and_CanonG1XIIDos cámaras compactas de diferentes tamaños muchos más pequeñas que las DSLR

Antes de comprar una DSLR, es necesario que al menos la pruebes en una tienda para saber se te gusta su agarre y si su peso no supone ningún problema para ti. Pruebala también con el tipo de lentes que necesitas, para así tener una percepción aún más real.

La importancia del sensor y del visor

La mayoría de las DSLR utilizan sensores de imagen relativamente pequeños: 35mm. El sensor APS-C estándar tiene un “factor de multiplicación” de 1.5x. Esto significa que la lente del kit de 18-55 mm que se incluye con la mayoría de las réflex cubre un campo de visión de 35 mm equivalente a 27-82,5 mm.

Hay muchas ventajas inherentes a un sensor más grande. Te permite controlar mejor la profundidad de campo en las imágenes, haciendo posible aislar tu objetivo y crear el tan famoso fondo borroso, también conocido como “bokeh”. Otra razón para elegir una con un sensor grande es minimizar el ruido de la imagen, ya que los píxeles más grandes permiten que el sensor se ajuste a una mayor sensibilidad, evitando así imágenes con menos granos.

Foto de ejemplo Bokeh

Foto de ejemplo con efecto Bokeh

Algunas DSLR, como la Canon EOS 6D, cuentan con sensores que corresponden con el fotograma negativo de 35 mm. Estas cámaras de fotograma completo son generalmente más caras que sus homólogos APS-C. Por eso, si crees que en el futuro utilizarás sensores Full Frame, cuidado con la compra de las lentes. Algunas lentes pueden ser utilizadas por sensores APS-C, mientras que otros no.

Nota: Canon se refiere a su línea de objetivos APS-C como EF-S, mientras que las lentes que cubren el marco completo son EF. Nikon adopta un enfoque similar, llamando a las lentes APS-C DX y las lentes de fotograma completo FX. Sony añade una designación DT a sus lentes APS-C, y Pentax designa sus lentes APS-C como DA.

Algunos tipos de visores

Por regla general, una DSLR cuenta con un visor óptico que te muestra la imagen exacta que captura la lente de la cámara, pero no todos estos visores son iguales.

Los visores de las cámaras más baratas utilizan tres espejos para redirigir la imagen a tu ojo, volteándola para que aparezca correcta, en contraposición a la imagen al revés y hacia atrás que la lente está realmente captando. Otros visores son más pesados y brillantes, que facilitan el encuadre de las fotos.

Disparo continuo y velocidad de enfoque automático

Las DSLRs tienen otra gran ventaja: la velocidad de enfoque y de disparo. El tiempo que se tarda entre pulsar el botón del obturador y la cámara para capturar una imagen, se denominada como retraso del obturador, y el tiempo de espera entre tomar fotos, como tiempo de reciclado. Al contrario de las cámaras compactas, las réflex digitales se enfocan muy rápidamente y ofrecen un retraso de obturación que es casi inconmensurable.

El disparo continuo se mide en fotogramas por segundo. Como mínimo, debes buscar una cámara que pueda disparar tres fotogramas por segundo, aunque los deportistas y otros profesionales querrán buscar una cámara que pueda disparar más de cinco fotogramas por segundo. Por supuesto, no olvidar de que el sistema de enfoque automático tiene que ser capaz de mantenerse al día con la velocidad de fotogramas.

Debes tener en cuenta los fotogramas por segundo sí quieres capturar movimiento

Las DSLR básicas como la Nikon D3300 suelen tener sólo unos pocos puntos de enfoque automático, lo que dificulta el seguimiento de los sujetos en movimiento. Otras gamas altas tienen puntos de enfoque que cubren la mayor parte del marco, lo que las convierte en favoritas de los fotógrafos interesados en la captura de la acción deportiva y la vida silvestre. El disparo continuo y el rendimiento de enfoque automático van de la mano, por lo que es importante buscar una cámara que funcione bien en estos aspectos.

Vista en directo y vídeo en HD

La grabación de vídeo ahora es una característica estándar en DSLR. Si esto es muy importante para ti, busca una que continúe enfocando automáticamente mientras grabas. También debes comprobar la velocidad de enfoque automático, ya que a menudo pueden ser muy lentas.

Canon ha avanzado mucho en la mejora de la velocidad de enfoque al grabar vídeo con modelos como la 80D y otras más baratas. Una toma de entrada de micrófono es importante si piensas utilizar la función de vídeo a menudo: un micrófono externo capturará mucho mejor sonido que el micrófono incorporado de la cámara.

La mayoría de las cámaras DSLR consiguen grabar a 1080p, pero algunas han añadido 4K. Las cámaras Canon y Sony ofrecen foco de detección de fase para la grabación de vídeo, pero la Nikon se basa en el sistema de contraste más lento.

Ser realista sobre lentes y accesorios

La mayoría de los nuevos usuarios de DSLR no va a comprar una gran cantidad de lentes, pero hay algunas a considerar para complementar el kit de lentes que viene con la cámara. La primera es un telezoom para complementar la lente estándar de 18-55mm. Por lo general, es recomendado adquirir una que comience 55mm y vaya hasta 200mm o 300mm.

Otra opción popular de las lente es una lente principal rápida de ángulo normal. Antes de que los zooms fueran populares, las Réflex de único objetivo incluían una lente de 50mm f/2. Debido al sensor más pequeño en las DSLRs del consumidor, un f/2 de 35mm es el equivalente actual. El ángulo estándar le da un campo de visión que no es muy distinto a la de tus ojos, y la apertura rápida hace posible disparar en ambientes con baja luminosidad.

También podrás adquirir otros Flash y algunas lentes macro. Pero claro, todo dependerá de lo que deseas fotografiar.


Esperamos que te haya gustado este artículo. Si tienes alguna duda al respecto, no dudes en dejarnos un comentario.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votes, average: 5,00 out of 5)
Cargando…
  • disqus_aygypE6Sir

    Para empezar, creo que la 1200D es de las mejores que hay, especialmente si quieres hacer pequeños vídeos también. La lente que integra, la 18-55mm esta bien, pero para hacer cosas más profesionales quizás después necesiten una macro o zoom.
    Yo la tengo hace unos 2 años y me va de maravilla. No es nada pesada, por lo que llevarla de viaje resulta muy comoda. Muy recomendad!

    • Domingo Gomes

      Muchas gracias por tu comentario,
      Estoy totalmente de acuerdo. Para una primera aproximación al mundo de la fotografía con lentes intercambiables, una 1200D es muy buena 😉