Google ha propuesto una serie de cambios sobre la forma en la que recoge datos de Gmail en el Tribunal del Norte de California. Si el Tribunal aprueba el acuerdo, Google eliminará cualquier colección de información antes de que un correo electrónico llegue a la bandeja de entrada de un usuario. No es que este acuerdo cambie mucho las cosas, pero supondrá un cambio en los sistemas de Google.

Este caso, Matera vs. Google, comenzó en septiembre de 2015, cuando los demandantes alegaron que el análisis del correo electrónico violaba una ley federal de privacidad. El sistema analiza los correos antes de que estos lleguen a su destinatario. En términos reales, esto solo dura unos milisegundos, pero al parecer, son suficientes para crear una demanda y pedir un cambio.

Este cambio quizás solo se realice en EEUU y no en el resto del mundo

Google continuará analizando los correos en busca de Malware, correos no deseados y información para sus anuncios. Esto no supondrá ningún cambio en nuestra forma de utilizar el correo ya que todos nosotros continuaremos siendo espiados.

Lo que nos preguntamos es cuanto dinero ganaran los que pusieron las demandas. Seguro que no es poco…