Existen muchos rumores sobre el próximo Samsung Galaxy S8, especialmente sobre su reconocimiento facial. Esto aparte del reconocimiento del iris que se introdujo por primera vez en el Galaxy Note 7 discontinuado. Lo que no sabíamos es que se utilizará para hacer pagos móviles, así como la huella dactilar.

La biometría facial no es nada nuevo. Se ha utilizado en varias industrias, pero no en los smartphones. Los OEM han estado equipando teléfonos con escáneres de huellas dactilares el último par de años: primero en gamas altas, hasta llegar a los gama média y bajas del mercado.

Esto significa que el nuevo smartphone tope de gama del gigante tecnológico surcoreano contará con tres modalidades de seguridad: facial, iris y huella digital. Todos ellos pueden utilizarse para verificar el acesso al terminal y a servicios como Samsung Pay.

Samsung necesita toda la ayuda y buena publicidad después de los últimos meses de mala suerte. Ha tenido una disminución de las ventas, el fiasco del Note 7, y el reciente escándalo de corrupción que involucra a uno de sus ejecutivos. El reconocimiento facial para desbloquear el Galaxy S8 será el primero que se utilizará para la verificación de aplicaciones de pago móvil.

La tasa de detección facial ha mejorado a lo largo de los años, por lo que estamos seguros de que es fiable, especialmente para las transacciones financieras. Junto con el escáner de iris, el Samsung Galaxy S8 será más seguro que nunca.