Para mejorar hay que aprender, y algunas veces sólo se aprende con nuestros errores.

Cuando empecé a trabajar para una gran empresa española me di cuenta de la gran importancia de los blogs, y rápidamente quise abrir uno. En un fin de semana, sin ninguna experiencia, compré un dominio, un host y abrí newesc.com/pt. Ha pasado más de un año desde que abrí mi primera página web, y ahora, mirando hacia atrás os puedo decir que cometí MUCHOS FALLOS.

Enumeraré los fallos que cometí, y con los cuales aprendí muchísimo. Espero que os ayude de alguna forma, principalmente para evitarlos y preparar mejor vuestra web.

No preparar un esquema

Como os dije, abrí mi pagina web en un fin de semana. Si nunca lo has hecho, puede parecerte algo genial, pero los que sí entendéis del asunto seguramente me llamaréis tonto. Lo hice por impulso y por las ganas que tenía de abrir algo y empezar a compartir información. Pero fue un error y os explico por qué.

Antes de abrir una página web es muy importante preparar un esquema de lo que quieres hacer, y de qué necesitas para lograrlo. No hice eso y me salió caro. Andaba perdido buscando ideas, cambiando la web constantemente, y lo peor de todo, sin saber qué tipo de contenido escribir.

Es muy importante hacer una lista de las cosas que necesitas para abrir una web, compararlas, y además, tener un esquema de cómo quieres que sea la web. Está claro que para eso es necesario tener información y conocer este mundillo, pero ese fue mi segundo gran error…

No informarme correctamente

¿Sabes lo que es el SEO?¿Sabes lo que es webmaster tools?¿Sabes cómo funcionan los motores de búsqueda?¿Sabes…? Podría hacerte muchas preguntas de las que si no conoces las respuestas, sería un error empezar una web. Más tarde o más temprano lo tendrás que saber, y si fallas desde el principio tendrás que resolver los fallos más tarde y te costara mucho más.

Te doy un ejemplo sencillo: Si entras en una pagina web bien optimizada en SEO y descargas una imagen de uno de sus artículos veras que el nombre que tiene la imagen tiene sentido, esto es, se relaciona de alguna manera con el artículo. No es nada así: “dash129201bdaj”. Además, si tocas con el botón derecho y analizas ese elemento verás que tiene una etiqueta “alt”. Seguramente esto te parezca chino, pero el simple hecho de poner un nombre a las fotografías puede mejorar tu posicionamiento. Ahora imagínate subir más de 1000 archivos a una web sin tener esto en cuenta. ¡Lo peor es cuando te das cuenta y quieres cambiar esos 1000 archivos!

Si quieres empezar una web te recomiendo que leas la guia de 40defiebre. Yo la encontré mucho tiempo después de darme cuenta de mis errores, pero si eres de los que están empezando, esta guía te será de una ayuda tremenda.

Además de 40 de fiebre, te recomiendo que visites estos blogs:

No hacer un estudio previo

Cuándo empecé sabía que quería escribir artículos de tecnología, pero no analicé ni mi competencia ni mi mercado. En su época era Portugal y conocía muy pocos blogs portugueses. No sabía dónde estaban los usuarios que querrían leer mis artículos, y tardé un poco en encontrarlos.

Conocer a tu competencia es un punto muy importante. Si ellos tienen audiencia es porque de alguna manera consiguen atraer a más gente a su pagina web. Analizarlos te permitirá copiar lo bueno y mejorarlo aún más. De eso se trata todo esto: analizar el mercado, mejorarlo y darle tu toque característico. Si lo copias, eso sólo demuestra que no sabes hacer nada por ti mismo. Si no aportas nada nuevo la gente no te verá como una referencia. Si no le das tu toque diferente la gente no reconocerá tu trabajo y tu estilo.

 

Además de conocer a tu competencia tienes que conocer al público al que quieres hacer llegar tu web. Si son amantes de la tecnología tienes que pensar como uno y buscar como uno por la web. Mira grupos de Facebook, Google +, foros, páginas web, etc. Esto es muy importante porque de ahí podrás saber lo que quiere la gente y lo que necesita, además de poder compartir tu trabajo siempre que sea oportuno y sin spam.

No programar los post

Aún sigo sin poder hacerlo como me gustaría, pero al principio era un caos. Escribía cuando podía, sin exigirme a mi mismo un número de artículos a la semana, o la temática… Simplemente no tenía una buena programación en la web.

Tal como sucede en muchas redes sociales, es muy importante tener una continuidad. Todos somos lectores, y aunque no nos guste estamos acostumbrados a los horarios, y nuestro cerebro funciona de la misma forma. Si sigues a un YouTuber que te gusta mucho, y empiezas a ver que todos los viernes sube un vídeo, seguramente te acordarás y el viernes o el sábado irás a verlo.¿Qué pasa si después de un tiempo falla? ¿Y si lo sube un martes? ¿O un mes después? Te olvidarás de mirarlo, y posiblemente empieces a ver otros. Pasa lo mismo con las series de televisión.

Con tu blog es necesario que lo alimentes regularmente, con contenido diferente y que sea del agrado de tus lectores. Solamente recuerda:

Despacio pero sin pausa


 

¿Te parecen pocos fallos? Pues créeme que no lo son. Si consigues evitarlos te ahorrarás muchísimo trabajo y podrás hacer rendir tu pagina web mucho más.