Éste es un artículo de opinión, por eso, es posible que lo que diga aquí no tenga mucho sentido para algunas personas. Aún así, quiero dejar mi punto de vista sobre una de las cosas que más suele ocurrir en Overwatch: Criticas sobre la elección de los héroes. Si tienes una perspectiva diferente, déjala en los comentarios.

En Overwatch existe un problema que todos conocemos, somos conscientes de eso, pero cuando llega el momento nunca arriesgamos. Sí, estoy hablando de la elección de los héroes en las partidas competitivas. Digo competitivas porque en las casuales no existe una gran consecuencia por perder, y es en las competitivas que vemos la verdadera naturaleza de los jugadores.

Cuántas veces haz escuchado:

– ¿Puedes cambiar de héroe, Sombra?
– Necesitamos otro tanque… Cambia WidowMaker
– Torbjörn no sirve de nada en este mapa.
– Hanzo, ¿puedes no ser “Hanzo”?

Pero claro, estoy siendo muy suave, ya que en el medio de estas frases siempre están los insultos y otras palabras que dan a entender que ese héroe no sirve de nada… Sin embargo, en mi opinión: Si eres muy bueno con un héroe y las condiciones son favorables, juega con él.

Seguro que después de leer ésto muchos jugadores dejaron de leer el post. Pensarán: ¿Cómo es que Bastion puede ser bueno en competitivo? ¿Cómo es que Torbjörn se puede considerar una apuesta viable? Bueno, estas preguntas las intentaré responder de la forma más objetiva posible, y con algunos ejemplos. Pero atención, no te olvides que se trata de una opinión.

Si eres bueno con un héroe…

La primera idea que resume mi opinión es muy sencilla y supongo que todos la podemos entender. Hay siempre un héroe en el que somos muy buenos, y que, en los momentos en que tenemos una composición de equipo favorable, ¡brillamos!

Lo bueno de Overwatch es que no necesitas tener buena puntería para poder brillar. Muchos héroes como Reinhardt, Junkrat, Winston y Mei son más estratégicos. Es cierto que si tienes buena puntería, serás mucho más eficiente, pensamos en Mei por ejemplo. Pero la idea principal es que, si no tienes buena puntería, también puedes ser bueno en Overwatch.

Ahora, si tienes esto en consideración, puede ser una estupidez pedirle a alguien que cambie de héroe para otro que requiera más puntería. Esa persona puede ser que haga un buen trabajo, pero si no tiene buena puntería y se pone a jugar con Soldado o McCree, dudo que el resultado sea positivo. Pero lo mismo puede suceder al revés. Un jugador con una puntería excelente, pero que cada vez que elige a WidowMaker o Hanzo, todos los jugadores se le echan en cima.

Si juegas solo, muy difícilmente conocerás a los demás jugadores, por lo que tu criterio al principio de la partida puede no ser el más correcto. Cuantas veces he visto jugadores con héroes que normalmente no se juegan en algunos mapas y me sorprenden. Seguro que también te ha pasado a ti….¡Admítelo!

Pero claro, también puede suceder lo contrario, y quizás ese jugador aún no se haya enterado de lo malo que es con McCree, o quizás en esta partida no está siendo muy bueno. En esos casos, pide que cambié, pero con educación, ya que si empiezan con los insultos, el otro, solo por “joder”, continuará con su héroe.

Si las condiciones son favorables…

Esta es otra idea que está presente en el tan famoso “Elo Hell”, una expresión utilizada para aquellos juegos en los que tus compañeros de competitivo no comunican, no se importan por la composición del equipo y básicamente juegan por su cuenta. Cuando esto ocurre, o tienes mucha suerte y de alguna manera ganas (muy poco probable), o todo el equipo muere uno a uno y pierden el juego en menos de 5 minutos.

Por eso, si las condiciones son favorables – ya existe al menos un tanque y un soporte – elige el héroe con el que estés más confortable y con el que creas que podrás contribuir para ganar la partida. Recuerda que el objetivo del juego es ganar, no matar más y recibir más medallas de oro. Pierdo el control cuando escucho a alguien decir “Yo tengo 3 medallas de oro, así que no me digas nada”. Esas medallas no significan nada en una derrota… ¿O sí?

Normalmente, para evitar juegos como estos y conseguir siempre jugar con un héroe que me gusta, suelo hacer lo siguiente:

  1. Pido por chat que todos entren en el Team Chat.
  2. Intentamos llegar a un consenso con la elección de los héroes.
  3. Si hay alguna falla en el equipo, intento rellenarla yo, normalmente con un Healer o un Tanque.

Esta claro que muchas veces las cosas pueden no salir de esta forma. Imagina que nadie pilla un healer, por ejemplo, o ningún tanque: solo héroes de ataque y defensivos. En ese caso, intentaría adaptarme con un Healer y les diría que necesitamos un tanque con educación. De nuevo, creo que la educación es algo que se pierde por la frustración que se siente al morir en el juego, pero que se debe controlar para conseguir ganar.

Es cierto que muchas veces no jugaría con mi personaje favorito, pero es por eso que en las 4 categorías, tengo al menos 1 héroe con el que soy relativamente bueno y que me gusta jugar. Si eres capaz de hacer lo mismo, especializarte en al menos un héroe de otras categorías, estarás más preparado para este tipo de problemas.

Juega y diviértete

A final de cuentas, como podemos ver en juegos competitivos, es esencial tener una buena composición de equipo, pero muchas veces, el factor sorpresa puede ser determinante. Además, el buen rendimiento de un jugador, es siempre mucho más valorado que una excelente composición de equipo. Atención, digo excelente y no buena, ya que considero que para ganar en juegos competitivos es siempre necesario tanques y healers.

Aunque te insulten por jugar con tu héroe favorito, demuéstrales de lo que puedes hacer. Sin embargo, si ves que vas a perder el juego porque falta un tanque o un healer, muchas veces hay que dejar el orgullo y cambiar de héroe.