Apple insiste en tener extrema cautela en todos los detalles de sus dispositivos. Sin embargo, al igual que todas las marcas, los iDevices no son perfectos y presentan algunos inconvenientes.

Apple quiere resolver estas limitaciones y para eso ha creado una patente en la que describe un mecanismo que conseguirá que sus dispositivos sean a prueba de agua, de polvo y de muchos otros elementos.

La forma en la que Apple quiere hacer que sus dispositivos sean completamente resistentes a los diferentes elementos que los pueden estropear está en la utilización de materiales que recuperen su forma inicial después de ser modificados.

Seguramente serán también utilizados en los dispositivos que interactúan con el usuario, como los cables de audio o las fuentes de alimentación eléctrica que están expuestas y que pueden tocar agua o el polvo, dejar de funcionar o estropear todo el dispositivo.

iphone_agua_patente

Recurriendo a elastómeros que se regeneran, también conocidos como gomas, que pueden perder y recuperar su forma original, Apple sellará estos conectores y garantizará así su integridad.

Siempre que un jack o cable de energía esté conectado al dispositivo, se romperá la protección para dar acceso a los contactos, garantizando así la conexión.

Al final de este uso, la forma inicial de la goma será restablecida y de nuevo sellado el conector recuperando su protección. Esta patente fue registrada en junio de 2014, pero no se había dado a conocer hasta ahora. Aún no se ha atribuido a Apple y está siendo evaluada.

El camino que Apple está siguiendo ahora con esta patente ya fue recorrido por otras marcas como Sony o Samsung, pero sin éxito.

También el propio iPhone 6S ha tenido novedades en este aspecto con el refuerzo de algunas zonas en su estructura para que sean más resistentes a algunos de los problemas más comunes

No es cierto que Apple quiera construir un teléfono completamente a prueba de agua o de otros elementos pero esta protección aumentará la vida útil de los dispositivos y los protegerá durante mucho más tiempo.